Palo Blanco

Celtis laevigata

Se distingue por su extenso y colgante follaje, su apariencia es siempre agreste y desaliñada, lo que a su vez le confiere un carácter màs natural. El palo blanco otorga un aspecto boscoso a un paisaje sin necesidad de esperar años.  Sus hojas son alternas, simples, ovaladas y ligeramente cerradas de color verde obscuro de 5-10 cm de largo.

Sus requerimientos de arboricultura urbana son de abundante sol o media sombra con un riego moderado acoplándose en distintos tipos de suelos y su drenaje. Tiene rusticidad y resiste a bajas temperaturas y se ha demostrad ser resistente en ciudades con alta contaminación.

*Se recomienda plantarlo en forma individual o en agrupación formando líneas en camellones.

Riego

Moderado

Raíz

Media

Altura

Estimaciòn

Tipo de Árbol

Perennifolo